sábado 15/5/21
A FALTA DE ALTERNATIVAS

Emiratos Árabes autoriza la vacuna de Pfizer pese a tener gelatina de cerdo

* Que el Islam  es una religión posibilista, es decir, cualquier prescripción va  acompañada por “si es posible”, ha quedado bastante claro con la decisión del Consejo de Religioso  de Emiratos Árabes Unidos aprobando la vacuna de Pfizer, pese a contener gelatina de cerdo

* "La falta de alternativas" y el riesgo de pérdidas humanas hacen bueno lo que nunca fue recomendable

vaccine-4892059_1920 (1)

Que el Islam  es una religión posibilista, es decir, cualquier prescripción va  acompañada por “si es posible”, ha quedado bastante clara con la decisión del Consejo de la Fatua de Emiratos Árabes Unidos.

El organismo presidido por  el sheij  Abdalá bin Bayá, emitió  una 'fatua' (decreto religioso) en la que ha dado respuesta a las preocupaciones expresadas recientemente en torno a la composición de la vacuna desarrollada por Pfizer  y BioNTech contra la covid-19 y las posibilidades de que su inoculación violara los preceptos del islam.

De este modo, la autoridad musulmana de mayor rango en el país, aclara que está permitido que los musulmanes reciban la vacuna contra el coronavirus pese a que su composición incluye gelatina derivada del cerdo, cuyo consumo no está recomendado por el islam.

"La vacuna contra el coronavirus está clasificada bajo las medicinas preventivas para individuos, como recomienda la fe islámica, particularmente en momentos de enfermedades pandémicas, cuando los sanos pueden ser propensos a infecciones a causa del elevado riesgo de contraer la enfermedad, lo que supone un riesgo a toda la sociedad", se afirma en la Fatua.

“Si bien la vacuna contiene ingredientes que no son 'halal' está permitido su uso ante la falta de alternativas”, para añadir   las muchas consecuencias provocadas por la pandemia a nivel humano y material, según recoge la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

Vacuna de Pfizer

El pasado lunes la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dio su visto bueno a la vacuna contra la covid-19 desarrollada por Pfizer/BioNTech, era el paso previo para que la Comisión Europea otorgue esta semana la licencia de uso condicional del fármaco en los países europeos.

La conclusión positiva fue alcanzada por los expertos de la EMA, que recibió de Pfizer el pasado 1 de diciembre la solicitud de comercialización de su vacuna en la Unión Europea, aunque llevaba analizando en tiempo real los datos sobre la producción, dosificación y ensayos clínicos desde octubre, lo que le permitió llegar a estas conclusiones en tiempo récord.

La directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, subrayó en rueda de prensa que la evaluación científica de sus expertos “se basa únicamente en la solidez de la evidencia científica sobre la seguridad, calidad y eficacia de la vacuna”.

Cooke aseguró que todos los estudios realizados, clínicos y no clínicos, “muestran de manera convincente que los beneficios son mayores que los riesgos” de aprobar esta vacuna del covid-19.

La directora ejecutiva de la EMA añadió que el comité de expertos en medicamentos humanos (CHMP) analizó miles de documentos “con datos adicionales que recibió incluso hasta este fin de semana”, que incluyen datos del ensayo de la vacuna en humanos, con la participación de unos 42.000 voluntarios que recibieron la vacuna o un placebo, para realizar esta “evaluación independiente” que concluyó este lunes con una recomendación positiva.

Nueva variante

La directora de la EMA aseguró, por otra parte, que “no hay evidencias” de que la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech no vaya a funcionar contra la nueva variante de coronavirus detectada en Reino Unido.

Según Cooke, la última mutación que ha sufrido el SARS-CoV-2, dando lugar a una variante que se contagia con más rapidez, no ha sufrido suficientes cambios como para dejar sin eficacia a la vacuna de Pfizer, aunque insistió en que hay que hacer un seguimiento “cercano” a las campañas de vacunación hasta determinar el alcance de la inmunidad que provoca este fármaco.

Transparencia

Cooke reconoció que la vacuna “solo ayudará a luchar contra la pandemia” si todos los ciudadanos europeos “tienen suficiente confianza en la autorización que será otorgada” al fármaco de Pfizer, por lo que prometió “transparencia a los ciudadanos para que puedan decidir sobre la vacunación en base a los hechos” y no a las teorías de la conspiración.

“La EMA publicará la información sobre la evaluación, incluidos todos los datos clínicos evaluados en la solicitud (de la autorización de comercialización condicional de Pfizer). Esto permitirá un mayor escrutinio independiente por parte de los científicos”, agregó.

Por su parte, Harald Enzmann, jefe del CHMP, recordó que “no hay evidencias de riesgos inaceptables” de la vacuna, aunque reconoció que hay “muy pocos datos sobre el uso de la vacuna en mujeres embarazadas porque no había suficientes casos de mujeres gestantes en el ensayo clínico, así que se recomienda ir caso por caso, evaluando el riesgo individual en cada persona”.

Más allá de los riesgos, que descarta porque “hay suficientes datos como para confirmar la seguridad de la vacuna y puesto que este ha sido el mayor paquete de datos que ha recibido la EMA jamás para una vacuna”, Enzmann pidió “seguir usando mascarillas, lavarse las manos y mantener la distancia”, incluso después de recibir la vacuna, hasta que se pueda evaluar en una mayor población la eficacia de la inmunidad que provoca la vacuna.

Con esta evaluación de la EMA, la Comisión Europea puede ahora autorizar el uso de la vacuna de Pfizer en los 27 países europeos, lo que permitirá a las autoridades sanitarias nacionales lanzar sus campañas de vacunación el 27 de diciembre, según espera Bruselas.

Emiratos Árabes autoriza la vacuna de Pfizer pese a tener gelatina de cerdo
Comentarios