jueves 17/6/21
GAZA, MAYO 2021

Solo eran niños (Álbum de fotos con pequeñas historias)

* Esta es la historia de algunos de los niños que murieron durante la ofensiva israelí de mayo

* Advertimos a los lectores sobre las imágenes contenidas en el álbum que acompaña a este artículo, ya que podrían herir su sensibilidad

*  “Gaza es una experiencia muy violenta y aterradora para los niños porque están bajo un régimen militar constante”, son palabras de Karl Schembri, portavoz del Consejo Noruego para los Refugiados. Schembri dirige un programa de psicoterapia y educación para niños en Gaza. Once de los niños con los que trabajaba murieron este mes de mayo durante los bombardeos de Israel

“Estaban recibiendo asistencia y cuidados para tratar de dejar sus pesadillas y superar sus traumas… Ahora están enterrados con sus sueños y sus pesadillas”, palabras de  Schembri en alusión al sufrimiento de los niños y sus muertes violentas

“Aún no me lo creo”, dice Saad Asaliya, un taxista de Jabaliya, que perdió a su hija de diez años. “Trato de calmarme diciendo que era la voluntad de Dios que ella se fuera”. Durante los once días de combates que se libraron este mes de mayo de 2021 entre Israel y Hamas, al menos 67 niños menores de 18 años murieron en Gaza y 2 en Israel, según los últimos reportes

NIÑO PALESTINO JUNTO A SU CASA DESTRUIDA
Niño palestino junto a su casa destruida-foto de Samar_Abu_Elouf_New_York_Times

Al pedirles que describieran sus sentimientos, muchos padres respondieron “es la voluntad de Dios”. A menudo, sus voces se reducen a un susurro, sus palabras transmiten resignación. Dijeron que sus hijos querían ser médicos, artistas, líderes…

“Aún no me lo creo”, son palabras de Saad Asaliya, un taxista de Jabaliya, que perdió a su hija de diez años. “Trato de calmarme diciendo que era la voluntad de Dios que ella se fuera”. Durante los once días de combates que se libraron este mes de mayo de 2021 entre Israel y Hamas, al menos 67 niños menores de 18 años murieron en Gaza y 2 en Israel, según los últimos reportes.

Si fuera como dicen los padres de los niños fallecidos, habría que concluir que Dios impulsó las decisiones de los militares israelíes para que mataran a todas esas víctimas inocentes. La razón humana no puede aceptar tal reflexión, por lo que la idea de que “era voluntad de Dios que pasara” resulta inaceptable para el sentido común. Es más apropiado decir que murieron por el poder de decisión de un séquito de hombres dispuestos a todo.

Esta es la historia de algunos de los niños que murieron durante la ofensiva israelí de mayo

Apenas habían transcurrido unos minutos del estallido de los enfrentamientos entre Israel y Hamas, un niño de 5 años de nombre Baraa al Gharabi, fue asesinado por las bombas israelíes en Jabaliya, Gaza

Mustafa Obaid, de 16 años, murió en el mismo ataque, la noche del 10 de mayo de 2021. Casi al mismo tiempo, cuatro primos, Yazan al Masri, de 2 años, Marwan al Masri, 6 años, Rahaf al Masri, 10 años e Ibrahim al Masri, de 11 años, fallecieron en Beit Hanoun, Gaza. “Fue devastador”, afirmó Mukhlis al Masri, un primo de los jóvenes. “El dolor de nuestra familia es indescriptible”

Casi todos los niños fallecidos eran palestinos. Gaza está densamente poblada y es mayoritariamente joven. La mitad de sus habitantes tiene menos de 18 años.  Cuando los ataques de los aviones israelíes afectan a vecindarios, hay un alto número de niños en riesgo. Los ataques de Israel fueron indiscriminados y absolutamente desproporcionados.

Los niños, los más vulnerables

Los niños en Gaza crecen en medio de una pobreza generalizada y un alto desempleo, y no pueden entrar o salir libremente del territorio debido al bloqueo impuesto por Israel y Egipto. Viven también bajo la permanente amenaza de guerra. Un joven, de una edad de 15 años, puede haber experimentado al menos cuatro importantes ofensivas israelíes. Casi todo el mundo en Gaza conoce a alguien que ha muerto en los ataques de Israel.

Ola Abu Hasaballah, psicóloga infantil en Gaza, lo explica de este modo: “Cuando pienso en los niños que murieron, pienso también en los que han sobrevivido, en los que fueron rescatados entre los escombros y que perdieron alguna de sus extremidades… Pienso también en los que irán a la escuela y les dirán que su amigo y compañero ha desaparecido…”

Aunque la inmensa mayoría de los niños que fallecieron por los ataques aéreos israelíes eran palestinos, hay alguna excepción. Al menos dos de los niños que murieron en Gaza, Baraa al- Gharabi y Mustafa Obeid, pueden haber muerto cuando los militantes de Hamas dispararon un cohete que no alcanzó su objetivo, según las primeras investigaciones de una organización internacional que defiende a los niños palestinos. “Los cohetes no saben diferenciar entre árabes y judíos”, afirmó su tío Ismaíl Arafat.

Las identidades de los niños fallecidos, sus fotografías y las circunstancias de sus muertes provienen de sus padres y otros familiares, maestros y de escuelas en Gaza e Israel, organizaciones internacionales de derechos humanos, funcionarios palestinos, redes sociales, así como de medios de comunicación de Gaza e Israel. La mayoría de los detalles de sus casos han sido corroborados por diversas fuentes.

El ejército israelí intenta justificarse afirmando que toma “rigurosas precauciones para evitar la muerte de civiles”, sin embargo, el gran número de fallecidos demuestra que tal cosa no es del todo cierta. “La gente piensa que tiene que haber alguna lógica”, afirma Raji Sourani, director del Centro Palestino de Derechos humanos en Gaza, “pero lo cierto y fundamental es que quieren infligir dolor y sufrimiento”.

Las escasas bajas en el otro lado también reflejan un desequilibrio en la defensa. Hamas y otros grupos militantes dispararon más de 4000 cohetes contra pueblos y ciudades israelíes, pero la gran mayoría fueron interceptados por la Cúpula de Hierro, el sistema de defensa aérea de Israel. Según algunos funcionarios israelíes, el sistema Cúpula de Hierro detuvo el 90% de los cohetes lanzados por Hamas y otros grupos palestinos. Además, los israelíes tienen refugios antiaéreos en sus domicilios.

En Gaza, la mayoría de la gente no tiene acceso a habitaciones o refugios seguros. Mucha gente busca refugio en las escuelas de las Naciones Unidas, pero también han sido bombardeadas, lo que refuerza la sensación de que cualquiera puede morir en cualquier momento y en cualquier parte.

Los expertos en salud mental y las organizaciones independientes que trabajan con niños en Gaza, afirman que es común que sufran de trastornos por estrés postraumático, miedo crónico y ansiedad. Esos sentimientos pueden producir pesadillas que debilitan el organismo, así como impulsar comportamientos autodestructivos.

FUNERAL DE  MINA 2 AÑOS

“Gaza es una experiencia muy violenta y aterradora para los niños porque están bajo un régimen militar constante”, son palabras de Karl Schembri, portavoz del Consejo Noruego para los Refugiados. Schembri dirige un programa de psicoterapia y educación para niños en Gaza. Once de los niños con los que trabajaba murieron este mes de mayo durante los bombardeos de Israel.

“Estaban recibiendo asistencia y cuidados para tratar de dejar sus pesadillas y superar sus traumas… Ahora están enterrados con sus sueños y sus pesadillas”, dijo Schembri en alusión al sufrimiento de los niños y sus muertes violentas.

Este artículo ha sido elaborado basándonos en el de Mona el Naggar, Adam Rasgom y Mona Boshnaq, publicado el 26 de mayo de 2021 en el New York Times

Eran sólo niños - The New York Times (nytimes.com)

Solo eran niños (Álbum de fotos con pequeñas historias)
Comentarios