sábado 16/10/21
RIESGOS PARA LA SALUD

Presentado el Informe sobre los riesgos asociados al consumo de bebidas energéticas

* Por Marian Aretio - Secretaria general de ACOHA

* El Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) alerta del aumento del consumo de estas bebidas entre menores y de sus riesgos para la salud

* Cada lata contiene una media de 32 ml de cafeína por cada 100 ml

tin-1568095_640

Además de cafeína, las bebidas energéticas suelen contener taurina, L-carnitina, glucuronolactona, guaraná, ginseng y vitaminas del grupo B, entre otros. También pueden aportar hasta 11 g de azúcar por cada 100 ml de líquido.

El aumento sustancial que ha experimentado el consumo de bebidas energéticas en nuestro país, que ya alcanza el 2% del consumo de refrescos en España, preocupa a las autoridades sanitarias.

Imaginemos por un momento que un adolescente de 13 años solicitara en la barra de un bar dos tazas de café bien cargadas y 15 sobres de azúcar -75 gr-, y que tras digerirlas pensáramos ingenuamente que no le pasara factura en su salud. Sin embargo, y aunque seguramente pensemos que esta es una situación exagerada, los expertos alertan de que esta escena sucede a diario. Los datos así lo confirman: el 68% de los adolescentes y uno de cada cinco niños – entre los 3 a 10 años - son ya consumidores habituales de estas “bombas” mal denominadas bebidas “energéticas”, llegando a digerir hasta dos litros al mes de esas bebidas. 

Numerosos estudios hablan de “una verdadera plaga” que afecta a edades cada vez más tempranas. Además de carecer de valor nutricional, con la ingesta de una sola lata de estas bebidas se supera la dosis máxima de cafeína y el triple de las de azúcar.  El consumo continuado de bebidas con cafeína son un verdadero peligro para nuestra salud, especialmente para niños y jóvenes que, incomprensiblemente, está pasando inadvertido, no así  los efectos que generan: “trastornos del estado de ánimo y comportamiento, ansiedad, hipocondría, cefalea, diabetes, hipertensión arterial, problemas dentales, asma, alteraciones del sueño, y probablemente, cardiovasculares y neurológicos” Mireia Termes, dietista y nutricionista del Hospital  San Joan de Deu de Barcelona.

Según los resultados de la última encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES) del Plan Nacional sobre Drogas, 4 de cada 10 estudiantes de entre 14 y 18 años, habían tomado bebidas energéticas en el último mes, siendo su consumo mayor en los chicos (49,7%) que en las chicas (31,1%), donde, además, el 16% de estos estudiantes había mezclado estas bebidas energéticas con alcohol.

Según Termes, por nuestra parte podemos adoptar una serie de medidas para poner coto a este peligro: “no tener estos productos en casa y explicar a nuestro hijos e hijas por qué no las compramos. Además, es muy importante que las madres y padres eliminen estas bebidas de su alimentación habitual y no solo para dar ejemplo, sino también por el efecto negativo que comportan para su salud”.

Por su parte, el Ministro de Consumo ha expresado su intención de revisar la situación de estas bebidas en la legislación actual de seguridad alimentaria, comprometiéndose a emitir unas recomendaciones específicas para su consumo, junto a programas de comunicación y educación que incrementen el conocimiento de la población sobre los potenciales riesgos para la salud que conlleva su consumo, incidiendo de forma particular en los grupos de mayor riesgo (niños y adolescentes).

Como Asociación de Consumidores, compartimos la importancia de que las familias tengan acceso a una correcta y clara información sobre los productos que consumen. Porque disfrutar refrescándose no tiene por qué dañar nuestra salud, elige bebidas halal.

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/seguridad_alimentaria/evaluacion_riesgos/informes_comite/BEBIDAS_ENERGETICAS.pdf

Presentado el Informe sobre los riesgos asociados al consumo de bebidas energéticas
Comentarios