sábado 15/5/21
ENTREVISTA/FLASH/ FITRA ISMU KUSUMO

“En 2016 hubo mucho rechazo hacia la llegada del Instituto Halal España, siendo el más importante el de las comunidades musulmanas de México”, Fitra Ismu Kusumo, director de Halal Quality México

* “En 2017 se reportó un mal manejo de su certificación por un contenedor con destino Qatar… Desde luego, aquello produjo un daño muy grave a la credibilidad de la comunidad musulmana de México en general”

* “Los empresarios mexicanos no musulmanes pensaron que abusaron de ellos con la certificación halal, y que la certificación halal era nada más para sacarles dinero de su bolsillo. Y esto afectó muchísimo, no solo el nombre del halal,  también hizo daño al nombre del Islam en México, y perjudicó la labor que realizan los hermanos en el país para relanzar el Islam. El Islam se vio manchado por este tipo de abuso irresponsable”

* “Alhamdulillah (Alabado sea Dios). Opino que todo es de Allah, y que todo vuelve a Él.  Y reitero, todo es de Allah; si es de nosotros vendrá a nosotros, y si no es, Allah no olvida a las personas pacientes”

FITRA 1 OK
Fitra-Ismu-Kusumo

Halal Quality México es una certificadora halal con sede en la Ciudad de México. Fue fundada en el verano del 2019, en base a los conocimientos adquiridos cuando sus promotores trabajaban en la Asociación Mexicana de Productores de Carne. En 2017 fueron contratados por RACS, una entidad certificadora de Emiratos Árabes Unidos, entidad en la que Fitra y sus compañeros de aventura completaron su formación, lo que les impulsó a poner en marcha su propia certificadora halal. Para salto tan importante contaban con el apoyo de las comunidades musulmanas radicadas en México, quienes reclamaban un mayor esfuerzo para concienciar sobre el asunto halal

En estos momentos, Halal Quality México tiene en proceso las acreditaciones por parte de la autoridad halal de Malasia (JAKIM), Indonesia (BPJPH), así como de Singapur (MUIS).

Sus principales clientes son los exportadores mexicanos cuyos productos, tanto ingredientes como comida procesada y productos cárnicos, tienen como destino Estados Unidos, Canadá y Europa.

En la entrevista, el director de Halal Quality México se muestra muy contento y orgulloso por el apoyo de las comunidades musulmanas de Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Querétaro, Estado de México, entre otros.

Este es Fitra Ismu Kusumo, precursor de Halal Quality México, SA

P.- ¿Cómo le va?

R.- Alhamdulillah… Ha sido un gran reto para nosotros por la pandemia, pero alabado sea Dios, todos estamos sanos.

P.- ¿Cómo está la situación del halal en México y qué rol juega su certificadora en la sociedad mexicana?

R.- Somos una empresa líder en el aseguramiento halal en México, comprometidos con la más alta ética y profesionalismo. Nos basamos en el estándar halal HAS23000 del MUI Indonesia, así como en los de GSO 2055-1, 2055-2, y GSO 993.

En nuestra entidad certificadora halal estamos muy comprometidos en promover a productores mexicanos para que miren hacia el mercado halal que está en auge, como alternativa para ofrecer sus productos. Tenemos apoyo por parte de las comunidades musulmanas en México, con las cuales trabajamos de forma muy estrecha para concienciar a los mexicanos sobre la importancia de halal en su consumo.

Nuestra entidad certificadora halal se basa en el Corán y Hadits, en una alta ética y profesionalismo para así evitar los malos manejos del tema halal que se han venido suscitando anteriormente en México.

Hemos trabajado con los Gobiernos de los estados de México con la misma intención de concienciar qué significa halal, y apoyarles para entender el mercado y puedan ofrecer sus productos; esto a través de seminarios, cursos y reuniones, organizando eventos tanto en nuestra oficina en Ciudad de México o en otros Estados de la República.

P.- Los Centros de Acreditación de países árabes y musulmanes se han convertido en auténticas multinacionales del halal, basta con acercarse a sus instalaciones y los precios que manejan para conceder acreditaciones, ¿Cuál es su opinión sobre este asunto?  ¿No le parece que todo esto conduce a un callejón sin salida, a una secularización sin control?

R.- Aceptamos que cada país musulmán tenga sus propios mecanismos y sus propios estándares, según las autoridades musulmanas de cada país.

P.- La llegada del Instituto Halal a México, allá por 2016, estuvo marcada por la polémica, ya que desde un primer momento algunas autoridades mostraron públicamente su apoyo a la entidad española, en especial el Ministerio de Agricultura, todo ello a través de alguno de sus departamentos como SAGARPA, ¿Hubo trato de favor hacia el Instituto Halal? 

R.- En 2016 hubo mucho rechazo hacia la llegada del Instituto Halal España, siendo el más importante el de las comunidades musulmanas de México.

El Instituto Halal España o Instituto Halal de Córdoba, es sólo una marca comercial registrada, no existe como organización, según su acta constitutiva. Por cierto, la empresa certificadora halal se llama EGCH (ESTANDAR GLOBAL DE CERTIFICACION HALAL SL).

Es una firma certificadora halal que no tiene ninguna autorización por parte de la autoridad halal para operar en México, ni por parte de la autoridad de Indonesia, Malasia, Singapur porque ellos no tienen oficina en México y no se encuentran legalmente registrados como entidad certificadora halal en México.

No tiene autorización por parte de la autoridad halal de los países del golfo para operar en México, tampoco tienen oficina registrada legalmente en México o en la ZONA del continente americano (sistema de zonificación) de estándar de GSO.

En 2017 se reportó un mal manejo de su certificación por un contenedor hacia Qatar.  En un evento de Proméxico -Secretaría de Economía de México- en noviembre 2018, ante todos pude expresar todo lo que he citado antes, y también estaban presentes algunas personas del Instituto Halal España en el mismo acto.

Esto que sucedió provocó que nosotros, con el apoyo de las comunidades musulmanas de México, decidiéramos en 2019 hacer nuestra propia firma certificadora halal: Halal Quality Mexico, SA de CV.

P.- Ya que menciona el asunto del cargamento a Qatar, aquel envío lo realizó el Grupo Gusi, la empresa cárnica más importante del país, todo ello con sello del Instituto Halal. Aquella expedición fue rechazada de plano por Qatar y, según hemos podido recabar, se debió a que las autoridades qataríes no reconocían la certificación del Instituto Halal, ¿En qué medida aquel episodio dañó la etiqueta halal de México?

R.- Era mayo de 2017 cuando se produjo tan lamentable suceso. Su servidor todavía trabajaba en OMECEGA de la AMEG de México (Asociación Mexicana de Productores de CarneAMEG A.C ), como coordinador de matarifes musulmanes, y trabajé directamente con Grupo Gusi.  En la norma GSO 993 se exige proceso de monitoreo y supervisión, y en este lote de producción que usted menciona no vi personas de la firma certificadora para realizar las labores de monitoreo y supervisión. Desde luego, aquello produjo un daño muy grave a la credibilidad de la comunidad musulmana de México en general.

Los empresarios mexicanos no musulmanes pensaron que abusaron de ellos con la certificación halal, y que la certificación halal era nada más para sacarles dinero de su bolsillo. Y esto afectó muchísimo, no solo el nombre del halal,  también hizo daño al nombre del Islam en México, y perjudicó la labor que realizan los hermanos en el país para relanzar el Islam. El Islam se vio manchado por este tipo de abuso irresponsable.

FITRA 2 ok

P.-  Usted es un hombre que ha viajado por todo el mundo y conoce en profundidad todos los males que aquejan al halal, ¿No cree que el mal llamado liberalismo está desvirtuando la verdadera fisionomía del halal, que su empuje y adopción por parte de muchos certificadores contraviene los preceptos más básicos del halal, lo que se traduce en una pérdida de la conciencia halal?

R.- Los estándares, que se basan en el Corán y Haditz, ya son más que suficientes para el halal. Hay muchas historias de corrupción, porque ya no hay temor de Allah, y solamente buscan exprimir dinero en nombre de la certificación halal.

Desde luego, somos nuevos y no nos ha tocado enfrentarnos con algún tipo de corrupción, no tenemos y no queremos sobornar a ninguna autoridad para que nos favorezca. Todo es de Allah, y si es de nosotros llegará a nosotros, y si no,  Allah protege y no olvida  a las personas  pacientes. El sello halal es importante para concienciar a los consumidores, y es también una buena manera para hacer dakwah (relanzar la fe).

P.-  La pandemia ha dejado al descubierto las grandes carencias en autosuficiencia alimentaria de los países musulmanes, ¿Hasta qué punto son dueños los musulmanes de su forma de vida y propio destino?

R.- Estados Unidos, Brasil, Australia... no son países musulmanes y aún así son jugadores importantes en la proveduría de alimentación halal. Europa, Argentina, Rusia, juegan más o menos el mismo papel. Es una tarea de todos para poder tener autosuficiencia en proveer productos halal.

P.-  Han bastado unas simples pesquisas de un periódico para que el estándar de Malasia saltara por los aires, un modelo que era tomado como referente por muchos países, ¿No cree que hay demasiados estándares? ¿No es hora de que los países árabes y musulmanes universalicen un único estándar halal o es un sueño tonto?

R.- Nosotros no tenemos problema con la existencia de varios estándares, según las autoridades musulmanas de cada país, dado que existen varias escuelas de jurisprudencia. Las firmas certificadoras deben cumplir con cada uno de los estándares. El problema son los costes de acreditación.

En cuanto a Malasia y Singapur, posiblemente Indonesia también, digo posiblemente porque Indonesia no ha concretado a día de hoy su nuevo estándar halal. Sabemos que sus autoridades halal son muy accesibles en términos de coste, y esperamos que los demás países musulmanes también lo sean en un futuro.

P.- Hay una carta de despido emitida por el Instituto Halal en la que le comunican que "deja de prestar servicio", todo ello sin que haya trabajado nunca para ellos, ¿Es parte de alguna estrategia para desprestigiarle en el sector de la certificación?

R.- En febrero 2018 el Instituto Halal España hizo público un documento en el que afirmaba  que había trabajado con ellos y que estaba despedido, lo    envió a todas las empresas del sector. En el documento se puede leer: ¨Mediante la presente comunicación, se informa de que el Sr. Fitra Ismu Kusumo, con identificación nº xxxxxx y autorización nº AU/ 951/MX/1 ha dejado de prestar servicios de coordinación, supervisión y sacrificio halal para el Instituto Halal en México, causando baja definitiva de sus registros a fecha de 13 de febrero de 2018. Y para que conste y surta a los efectos oportunos, se firma en Córdoba, a 14 de febrero de 2018".

Uno de nuestros clientes me hizo llegar el documento en cuestión, en aquel momento yo todavía trabajaba para RACS, como jefe de su oficina en México.  Todo aquello me molestó muchísimo, y aprovecho esta entrevista de elhalal.es para rechazar categóricamente el documento del Instituto Halal: No he firmado ningún contrato con ellos; no he recibido ninguna nómina por parte de ellos. El Instituto Halal España NUNCA me envió a mí ese documento, lo envió únicamente a las empresas para confundir  y devaluar  mi grado de profesionalidad, para que todos hablaran  del tema a mis espaldas. Muy poca ética la del Instituto Halal.

Alhamdulillah. Opino que todo es de Allah, y que  todo vuelve a Él.  Y reitero, todo es de Allah; si es de nosotros vendrá  a nosotros, y si no es, Allah no olvida a las personas pacientes.

FITRA

 
 

“En 2016 hubo mucho rechazo hacia la llegada del Instituto Halal España, siendo el más...
Comentarios