sábado 15/5/21
ESCASA OFERTA COMEDORES HALAL

Halal infantil

* La infancia y adolescencia son probablemente, las etapas más bonitas de la vida y también, las más decisivas. En ellas se forjan no sólo la personalidad, sino también los hábitos que marcarán nuestra vida adulta. Por ello, la importancia de una correcta formación y adquisición de hábitos saludables resulta de gran trascendencia
 
 
cocina

La infancia y adolescencia son probablemente, las etapas más bonitas de la vida y también, las más decisivas. En ellas se forjan no sólo la personalidad, sino también los hábitos que marcarán nuestra vida adulta. Por ello, la importancia de una correcta formación y adquisición de hábitos saludables resulta de gran trascendencia.

Desgraciadamente, gran parte de los productos alimentarios que ofrece la cadena de producción destinados a la infancia y juventud en nuestro país, alcanza índices alarmantes en ingredientes no halal y peligrosos por su nocividad; grasas saturadas, alimentos refinados y transgénicos, exceso de azúcar y sal, colorantes y aditivos para enfatizar el color haciéndolos atractivos a la vista infantil, agentes estimulantes que sobreexcitan sus cerebros en crecimiento, sustancias químicas que camuflan sabores que de por sí alertan de su inconveniencia a la hora de consumirlos y que son alterados contraviniendo los parámetros de salud. Todos ellos catalogados como agentes legales según nuestro marco jurídico y amparados por la ley de seguridad alimentaria y nutrición, pero que contaminan el cuerpo de nuestros menores predisponiéndolos a desarrollar múltiples y combinadas enfermedades en su edad adulta. Pues bien sabemos que no están exentos de estudios científicos que avalan su peligrosidad ante los riesgos que producen en el cuerpo humano.

La Asociación de Consumidores Halal, pretende romper una lanza a favor de una alimentación sana, segura y bajo principios éticos de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. Con tal fin, y en defensa de nuestra infancia y adolescencia, creará las herramientas necesarias para facilitar una información ágil, directa y sencilla de comprender destinada a esta franja de edad, así como informar a las familias sobre la alimentación y los componentes que ingerimos, además de analizar el estado y calidad de servicio de los comedores públicos existentes en nuestro país: comedores en los colegios, escuelas infantiles, residencias de menores, campamentos, convivencias, ludotecas, encuentros juveniles…

¿Qué comemos hoy?  Comedores públicos en la lupa

La normativa española sobre seguridad alimentaria y nutrición vela por el derecho de los ciudadanos a acceder a una alimentación que no suscite riesgos ni provoque efectos secundarios perniciosos para la salud. El concepto halal avala los alimentos acordes a los principios éticos y religiosos del Islam.  Ambas referencias se fusionan en un correcto y equilibrado binomio entre alimentación sana y consumo ético y responsable.

Los espacios de comedor que gestionan las administraciones públicas deben cumplir la normativa alimentaria vigente, así como los derechos alimentarios en materia de creencias religiosas.

Un exhaustivo análisis de las órdenes que regulan dichos servicios evidencia que, salvo excepciones,  cumplen, como tampoco se ofrecen alternativas a muchos de sus comensales ni se facilitan otros entornos en los que se cumpla.

La foto panorámica que deja la realidad en los comedores escolares, guarderías, centros de menores, campamentos de uso común por los niños, adolescentes y jóvenes, resulta bastante desoladora, más si cabe, porque el derecho a una alimentación halal está reconocido en la Ley 26/de 1992, de 10 de noviembre por el que se aprueba el Acuerdo de Cooperación entre el Estado español y al Comisión Islámica de España, desde hace más de 28 años.

Que a día de hoy haya comensales que tan sólo puedan degustar un plato único en su colegio, incluso días en los que únicamente puedan tomar una pieza de fruta y quedarse con hambre por no disponer de su menú certificado halal, es reprobable.

La Asociación de Consumidores Halal dará a conocer situaciones concretas que viven nuestros menores musulmanes cuando hacen uso de estos servicios públicos.

Ejemplo:

“El menú será el mismo para todos los comensales sin que proceda admitir ningún tipo de extra, salvo menú especial o de régimen para atender a los alumnos que, mediante los correspondientes certificados médicos, acrediten la imposibilidad de ingerir determinados alimentos que perjudiquen su salud. Dichos menús especiales deberán ser lo más aproximados a los del resto de comensales, tanto en contenido como en cantidad, con la obvia excepción de aquellos ingredientes o componentes dañinos para la salud del interesado. En casos excepcionales, cuando el centro escolar no pueda responsabilizarse del dicho menú especial, facilitará los medios de refrigeración y calentamiento para que pueda conservarse y consumirse el menú especial proporcionado por la familia”. (Artículo 14.3 Menús)

Orden 27/2006, de 28 de septiembre, de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, por la que se regula la organización y funcionamiento del servicio de comedor escolar en los Centros Docentes Públicos de enseñanza no universitaria dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de La Rioja.

 
 

Halal infantil
Comentarios