jueves 29/7/21

España y Marruecos

 

Total sintonía.

La visita del ministro de Marruecos certifica el buen momento de las relaciones entre los dos países, sobre todo si tenemos en cuenta la situación actual, ya no solo por los atentados de Bruselas, sino también por la situación en el Sahara, con la decisión de Marruecos de expulsar a la componente civil y política de la MINURSO, manteniendo únicamente la componente militar, encargada de vigilar el alto el fuego entre Marruecos y el Frente Polisario.

La visita del ministro de Marruecos certifica el buen momento de las relaciones entre los dos países, sobre todo si tenemos en cuenta la situación actual, ya no solo por los atentados de Bruselas, sino también por la situación en el Sahara, con la decisión de Marruecos de expulsar a la componente civil y política de la MINURSO, manteniendo únicamente la componente militar, encargada de vigilar el alto el fuego entre Marruecos y el Frente Polisario.

La expulsión de los 84 miembros de la Minurso fue anunciada el martes, en represalia por las palabras y gestos del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, durante su última visita al Sáhara, que Rabat consideró "hostiles" e "insultantes contra el gobierno y el pueblo marroquí".

A pesar de estos escollos la sintonía entre los dos países es plena, por lo que cabe comprender la satisfacción mostrada por los dos ministros en su encuentro de ayer en Madrid. Está claro que ninguna situación debería enturbiar esta relación, manteniéndola fuerte en todo momento y poniendo todos los esfuerzos para que la cooperación en todos los ámbitos se constituya como norma permanente.

La lucha contra el terrorismo yihadista, la inmigración, el tráfico de drogas y la situación el Sahel han centrado la jornada de trabajo de ambas delegaciones.

En un contexto internacional convulso, con un terrorismo que no duda en matar inocentes en su afán de llevar el miedo y el caos allí donde le plazca, no queda sino la cooperación internacional plena, pues la seguridad de los ciudadanos así lo requiere, y en ese sentido Marruecos es de vital importancia por todo lo que puede aportar para contrarrestar una amenaza que ya es de carácter global, tal como es el terrorismo de los grupos yihadistas.

España y Marruecos