jueves 17/6/21

Federaciones exigen un nuevo rumbo para la Comisión Islámica de España

* “Solicitar, por el bien de la Comisión Islámica de España, que toda persona que está siendo objeto de investigación o bajo sospecha, debe apartarse de la estructura de la CIE”, en una clara alusión a Aldbi

* Los firmantes abogan por  nuevas formas de gestión y de participación

 remos ok
remos ok

Los firmantes exigen la convocatoria de una asamblea extraordinaria con la participación de todas las federaciones, sin ningún tipo de exclusiones, de la que pueda salir una comisión gestora y “fundar las bases de una nueva CIE”, “con la necesaria legalidad y legitimidad para que sea un elemento de unión de los musulmanes”, abunda la nota.

La nota está firmada por la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana (CISCOVA), Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), Federación Islámica del País Vasco/Euskal Herriko Islamiar FederaKundea (FIVASCO),  Federación Musulmana de la Comunidad Valenciana (FEMCOVA), Federación Islámica de Andalucía (FIDA), Federación Islámica  de Aragón, Navarra y La Rioja (FIARNARI), Federación Consell Islámic de Catalunya (FCIC), Federación Islámica de Canarias (FIDC), Federación de Comunidades Musulmanas de Castilla y León (FECOMCYL), Coordinadora de Mezquitas de Castilla-La Mancha y Madrid (COMECAM), y Federación Islámica de Catalunya (FIC).

Las entidades firmantes abogan “por seguir trabajando para que los musulmanes en España puedan gozar de sus derechos y se constituyan como un elemento generador de riqueza para toda la sociedad”.

La situación de parálisis y conmoción que vive la Comisión Islámica de España es el resultado de unos hábitos que han demostrado que nunca hubo proyecto, que jamás existió una mínima organización y que sus representantes nunca tuvieron conciencia real del desempeño de sus funciones y de la responsabilidad que asumieron.

Desarbolada por los errores de sus gestores, la CIE se muestra mugrienta, exangüe e incapaz de encarar el futuro. La historia les recordará como los que nada hicieron por su gente, aquellos a los que pudo el amor a los sillones y el dinero fácil dejándose engatusar por la música de las influencias y el traqueteo del amiguismo más pueril e inaceptable para cualquier razonamiento que tenga como fin la búsqueda incesante del progreso y bienestar general.

Ya no es posible brindarle más balones de oxígeno; la CIE que conocemos ha demostrado que no da para más; esperar un milagro por su parte es toda una temeridad ante la que urge reaccionar de forma conjunta porque cada día que pasa el coste es muy alto.  Es necesario un cambio valiente y firme que sane por completo -sin maquillaje ni actores pantalla- su estructura, enfoque y visión de futuro que emerja de la realidad en la que vivimos para atender la realidad que nos cubre.

El paso que han dado estas 12 federaciones es importante, pero faltan otras tantas más; aquellas que en su día solicitaron incluso la mediación del Gobierno para poder acceder a la estructura organizativa de la CIE y que hoy no se encuentran. La infertilidad, desafección y excepcionalidad que vive la CIE requiere de un paso adelante de todas ellas, verdaderamente hermanadas y comprometidas con los retos que marcan los nuevos tiempos.

Las 12 federaciones que firman esta nota deben seguir dando pasos tendentes a formar un bloque fuerte y homogéneo que permita reaccionar a todos, siempre con la mano tendida y mejor voluntad, pues de no hacerlo, de no formalizar ese frente natural y legítimo que exige la situación, histórica por la relevancia de la excepcionalidad de los acontecimientos, estarán incurriendo en una clara dejación de funciones, no solo ante los propios musulmanes y ante su propia conciencia, sino también ante la propia historia, en la mayoría de las veces escrita por los valientes, pues son los que más cambios proyectan.

Un rayo de esperanza surge de esta nota demandando cambios; ya no valen medias tintas, es hora de posicionarse abiertamente y remar todos en una  misma dirección. Quien no lo haga, calle y sucumba al inmovilismo que tanto perjuicio ha causado, tan solo intentará blanquear lo que la razón no quiere.

FEERI 1 ok

 

FEERI 2 ok

 
 

Federaciones exigen un nuevo rumbo para la Comisión Islámica de España