jueves 17/6/21

FEME condena el ataque a la mezquita de San Javier

* La Federación de Musulmanes de España (FEME) llama a establecer “marcos de análisis y trabajo para suavizar una presión que los musulmanes tenemos que aguantar día tras día con escasas posibilidades de defensa”

 

 Mirza
Mirza

COMUNICADO FEME

El odio hacia los musulmanes se extiende por las redes y es aprovechado por la extrema derecha europea, con el objetivo de aglutinar el voto de los descontentos en medio de una  grave  crisis  económica,  política  y  social.

En  este  contexto,  se  producen  ataques contra  una  mezquita  en  San  Javier  (Murcia).  Incendiar  una  mezquita  es  un  grave delito, y es  una  muestra  de  hasta  donde  son  capaces  de  llegar  los  ignorantes,  que  no comprenden la aportación del islam a Europa.

Los  delitos  de  odio  se  suceden  y  multiplican  mientras  quedan  impunes.  Insultos  en  la calle, discriminación laboral, religiosa y económica, son comunes entre los musulmanes de España y Europa.

Es  preciso  condenar  estos  actos,  aunque es  insuficiente.  Es  necesario  que  todos  los partidos democráticos se sumen a iniciativas de concienciación de los ciudadanos sobre los  constantes  abusos  y  ataques  que  sufren  los  musulmanes  en  España,  tal  y  como recogen los observatorios de la islamofobia.

También hay una violencia implícita que se da en el ámbito público de la que se habla poco. Sus raíces son profundas y de carácter histórico.  No  queremos  ni  debemos  ser  la  presa  fácil  en  un  contexto  de  crisis.  No  somos  el problema. Al contrario, deseamos ser parte integrante de la solución en un tiempo de incertidumbre.

La   extrema   derecha,   como   Vox,   dice: “No  a  la  islamización  de   Europa”.   Están preocupados  por  una  fantasmagórica  islamización  del  continente,  sin  reparar  en  que son  millones  los  europeos  los  que  profesan  esta  religión  y  que  darían  su  vida  por  las libertades  políticas  y  sociales  otorgadas  en  marcos  constitucionales. 

El  fuego  sobre  la mezquita de San Javier es un mal síntoma. También los ataques y desprecios silenciosos se  dan  de  muy  diversas  maneras  en  forma  de  discriminación,  odio,  fracaso  escolar, indiferencia y acoso.  Para resolver el problema, invitamos a las autoridades, los gobiernos centrales y locales, a establecer marcos de análisis y trabajo para suavizar una presión que los musulmanes tenemos que aguantar día tras día con escasas posibilidades de defensa.

Si conseguimos vencer  estos  prejuicios  en  España,  nuestro  país  también  obtendrá  todo  tipo  de beneficios.  

 

Mohammad Mirza Kaleem

Presidente FEME

FEME condena el ataque a la mezquita de San Javier