miércoles 25/5/22
QUÉ ES HALAL

Qué es halal

* Sobre el significado Halal: lícito, autorizado, saludable, ético, no abusivo, no tóxico

* El número de musulmanes en el mundo ya roza los dos mil millones, por lo que la industria mundial se apresura satisfacer las demandas de un mercado colosal

* Si hasta hace poco todo el sentido del halal se concentraba en el sector de la alimentación, en la actualidad la diversidad de industrias que se sienten concernidas por el concepto halal ha aumentado considerablemente, tanto como que una gran multitud de sectores han recibido de buen grado la idea de ser certificados Halal para poder acceder a los mercados árabes y musulmanes, convencidos de que el título halal es una oportunidad para acceder a un fantástico mercado de cerca de dos mil millones de personas

 
 
GIRO 5
Vida halal

HALAL

Qué es halal

Este término es aplicado a productos destinados a la alimentación, ya sean productos sólidos o bebidas, así como a productos destinados a la higiene personal, cosmética, peluquería, vestimenta, ocio, así como a otros aspectos de la vida cotidiana, sin olvidar aquellos otros que tienen el concepto de servicios, tales como el turismo halal, tan en boga en estos tiempos, o bien a  los servicios financieros de carácter halal, sin olvidar aquellos otros que tienen relación directa con contratos de compraventa o prestación de servicios diversos.

El halal no es solo un plato sin cerdo; antes bien, la dimensión del halal es mucho más amplia y de esencia mucho más universal, tanto como que afecta al ser humano en todas las facetas de su vida, incluso llega a establecer pautas de relación del musulmán con el no musulmán, de modo que la aplicación de cualquier aspecto halal no cause perjuicio a quien no es musulmán.

El Halal es, pues, el método que regula la vida de todo musulmán, ya sea para comer, vestir, viajar, comprar productos para higiene y belleza personal, contratar servicios de viajes y certámenes privados y profesionales, contratar, vender, comprar, etc. Todo debe regirse en torno a normas que tengan como fin mantener un equilibrio sin perjuicio para nadie.

La alimentación es el sector más expuesto a la norma halal. De este modo, para que un alimento o bebida sea considerado halal, debe ajustarse a la normativa islámica recogida en El Corán, en las tradiciones del Profeta Muhammad (sws) y en las enseñanzas y disposiciones de los juristas musulmanes.

Así, para que un alimento o bebida pueda ser declarado halal debe estar exento de cualquier sustancia o ingrediente no lícito (Haram) o de cualquier componente que proceda de un animal o sustancia prohibida.

Debe ser un producto elaborado y/o almacenado usando utensilios, maquinaria y recursos humanos conforme a lo que estipulen las normas establecidas en el Islam referidas a la regulación de productos y servicios halal, siempre atendiendo las normas sanitarias españolas, comunitarias e internacionales vigentes en cada momento.

El producto halal destinado a la alimentación no debe estar en contacto con una sustancia o producto prohibido durante su elaboración, producción, procesado, almacenamiento y transporte. Su trazabilidad debe mantenerse y respetarse en todo momento.

Los animales deben ser sacrificados de acuerdo con lo prescrito por la Ley Islámica.

Los pescados se consideran halal siempre y cuando tengan escamas. Los criados en piscifactorías y en otro tipo de explotaciones deberán certificar el proceso de crianza y engorde de los peces.

Los alimentos deben estar compuestos por materias primas, ingredientes como conservantes, colorantes o aromas que en su origen o composición sean considerados halal.

Los piensos y alimentos animales deben contener siempre ingredientes halal.

Cuando el término halal se aplica a establecimientos del sector servicios (hoteles, hostales, bungalows, resorts, etc.), significa que estos cumplen con las condiciones requeridas por los musulmanes en cuanto a cocina halal (siempre separada y diferenciada del resto), hospedaje, transportes, sitio dedicado a la oración e instalaciones necesarias para la realización de las abluciones previas al rezo.

Cuando el término halal se aplica a productos de cosmética, perfumería, farmacia, puericultura, materiales de parafarmacia, higiene o higiene industrial implica que los mismos se han elaborado conforme a las normas establecidas por el Islam, entendiéndose que han seguido un procedimiento halal y que están exentos en su composición de productos o ingredientes haram y/o derivados.

Cuando el término halal se aplica a productos financieros implica que los mismos cumplen con las condiciones exigidas por el Islam, en todo lo referido a tipos de interés, mora y otros condicionantes establecidos por el Islam.


 

Qué es halal
Comentarios