sábado 16/10/21

Buitres de pico romo

* Opinión - Abdelmalik Mohamed

* " A pesar de sus años de existencia, FEME es una federación sin arraigo social  y de escasa actividad. Viene cargando con la nada envidiable etiqueta de “oportunista” en los círculos federativos, siempre al acecho para aprovechar momentos de debilidad de otros, en especial de FEERI, a la que sueña sustituir como segunda fuerza a nivel nacional "

vulture-g936baa345_640

Los últimos episodios protagonizados por algunos miembros de la CIE y UCIDE, así como diversas publicaciones de periódicos sobre las andanzas de algunos de sus directivos más relevantes, han vuelto a poner el foco sobre unas entidades que desde su constitución nunca se han mostrado transparentes; menos aún, nada modélicas en su modo de actuar y gestionar los asuntos de los musulmanes de España.

La CIE se sostiene gracias a un entramado de asociaciones afines, muchas de ellas adscritas a la UCIDE, lo que le permite y confiere un gran número de miembros a la hora de constituir el Consejo Permanente de la CIE. Muchas de esas asociaciones figuran inscritas en el Ministerio de Justicia, sin que pueda constatarse que existan y que “vivan” realmente. Es más que probable que de hacerse una verificación exhaustiva del Registro de Entidades Religiosas muchas desaparecerían, siendo la primera consecuencia que UCIDE vea disminuido el número de sus miembros en el Consejo Permanente.

El Consejo Permanente de la CIE consta de 25 miembros.  Se le describe como “El órgano de representación de las comunidades islámicas de España”, una declaración insuficiente y sin fundamento real. 15 son de UCIDE, 1 de FEME (Muhammad Kalem), 1 de CISCOVA (Saíd Ratbi), 1 de FCMAE (Silima Diakite), 1 de FICAIB (Mahfouz Salim), 1 DE FAICE (Salim Benamara), 1 de FIRM (Mbarek Demouche) y 4 de FEERI, sin miembros asignados.

El miembro de FIRM, Mbarek Demouche, es afín a FEERI, por lo que contabiliza como FEERI.  Demouche (FIRM) y Ratbi (CISCOVA) son las únicas voces críticas en las escasas y telegráficas reuniones del Consejo Permanente de la CIE. Los estatutos del CP establecen reuniones periódicas cada seis meses, cosa que viene incumpliéndose sistemáticamente, situación de la que se quejaba recientemente el intrascendente presidente de FEME, Muhammad Kalem, siendo esta, tal vez, la única ocasión en la que se atreve a criticar las maniobras dilatorias de los cerebros grises de la CIE y UCIDE, tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando.

Ratbi mostró valor alejándose de una entidad en la que pudo observar muchas irregularidades durante sus años como miembro de la misma, así haciéndolo en una carta que aún a día de hoy resuena en los duros oídos de la Junta Directiva de la CIE.  En represalia, Ratbi fue apartado de todos sus cargos como representante de la CIE en la Comunidad Valenciana.

De este modo, a un lado Demouche y Ratbi, etiquetados por UCIDE como antagonistas, tan solo quedan 4 miembros “extraños” a UCIDE, pues FEERI no tiene asignados miembros por principio de equidad y justicia, ya que no reconoce legitimidad al Consejo Permanente ni  a la Junta Directiva de la CIE.

FEME (Muhammad Kalem), FCMAE (Silima Diakite), FICAIB (Mahfouz Salim) y FAICE (Salim Benamara), son los 4 miembros del Consejo Permanente que aún permanecen adscritos a dicho órgano de decisión y en total desventaja frente a los quince de UCIDE. A pesar de no pintar nada, no se les conoce opinión ni criterio propio. Asisten, escuchan y salen. Y hasta la próxima.

Uno de esos colaboradores silenciosos es Muhammad Kalem, pakistaní de origen, presidente de la Federación de Musulmanes de España, FEME, con sede en GranadMIRzA OK a.

A pesar de sus años de existencia, FEME es una federación sin arraigo social  y de escasa actividad. Viene cargando con la nada envidiable etiqueta de “oportunista” en los círculos federativos, siempre al acecho para aprovechar momentos de debilidad de otros, en especial de FEERI, a la que sueña sustituir como segunda fuerza a nivel nacional. 

Kalem, que viene dándose de bruces con una realidad que le supera, que llegó a soñar con la presidencia de la CIE cuando el fallecimiento de Tatary, nunca se ha pronunciado públicamente sobre todo lo que se cuece en los oscuros obradores de la CIE, tampoco lo hizo cuando las detenciones del presidente de la CIE y la del tesorero de la UCIDE, menos aun cuando las publicaciones de EL Mundo y recientemente de El Confidencial.

Muhammad Kalem vive esperando que FEERI pierda fuerza y que muchas de las federaciones que a día de hoy están adheridas a FEERI pasen a engrosar y a enriquecer la pobre lista de FEME, todo esto en el convencimiento de que lo que toca “es esperar a que caiga, y entonces estaremos ahí”.  Espíritus carroñeros.

Tiempo habrá para publicar reflexiones “estratégicas” de Muhammad Kalem dirigidas desde el púlpito de su inconciencia a sus colaboradores más cercanos, sin pasar de largo por la ausencia permanente de las otras tres federaciones, que ni estando parecen estar.

Buitres de pico romo
Comentarios