sábado 16/10/21
SALUD - LEGUMBRES

El poder de las legumbres

* Por el doctor  Adnan Srifi Hasnaoui,  especialista en medicina familiar y comunitaria. master experto en alimentación y nutrición

* Si consumimos legumbres y cereales en el mismo día y en la misma comida, nuestro organismo obtiene la proporción correcta de todos los aminoácidos que necesita para sintetizar sus propias proteínas, al ingerir una proteína de origen animal: carne, pescado, huevos, etc., con la ventaja de que los cereales y las legumbres aportan pocas grasas y nada de colesterol

beans-2606866_640

Las legumbres son incomestibles en su estado natural, eso obliga a someterlas a algún tipo de proceso antes de consumirlas: remojo y cocción, germinación, fermentación y procesamiento industrial.

Una pareja bien avenida: legumbres y cereales en los platos, por ejemplo, las primeras son deficitarias en metionina, pero contienen abundante lisina y los cereales escasean en lisina, pero son ricos en metionina

Para el cultivo de las leguminosas que son las productoras de legumbres, no se necesita abono nitrogenado; deja la tierra preparada para cultivar plantas que contienen cereales.

En la misma comida, si consumimos legumbres y cereales en el mismo día, nuestro organismo obtiene la proporción correcta de todos los aminoácidos que necesita para sintetizar sus propias proteínas, al ingerir una proteína de origen animal: carne, pescado, huevos, etc., con la ventaja de que los cereales y las legumbres aportan pocas grasas y nada de colesterol.

Las legumbres, especialmente las de piel fina, contienen hidratos de carbono tipo oligosacárido, a su vez formada por azúcares simples como la galactosa.

En muchas ocasiones, producen flatulencia intestinal, hay varias formas para evitar la formación de gases:

Remojo: tras horas de mantener las legumbres a remojo, desaparecen la mayor parte de los oligosacáridos productores de gas, se recomienda cambiar el agua una o dos veces, es más efectivo si el agua que se vierte sobres las legumbres está hirviendo.  Eliminar las pieles de las legumbres: manualmente, antes de cocinarlas o mediante un pasapuré, una vez cocinadas. Ingerir un preparado farmacéutico: conocido como Beano, contienen la enzima alfa galactosidasa

Las lentejas ofrecen hidratos de carbono y fibra, ambos no presentes en la carne, también más proteínas, más folatos y vitamina B1 Y B6, más minerales (calcio, fósforo, magnesio, hierro, potasio y cinc, sin embargo, la carne aporta vitamina B12 y colesterol, ausentes en las lentejas y también más grasas. Nombrado en el Corán: De sus legumbres, pepino, espuma, lentejas y cebollas. "Surat La vaca

Ventajas de las legumbres:

Nutritivas: proporcionan abundantes proteínas y fibra, muy pocas grasas y nada de colesterol, las legumbres proporcionan aproximadamente las mismas calorías que los cereales por unidad de peso, pero de dos a cuatro veces más de proteínas.

Económicas: si el mismo dinero que se invierte en comprar una cierta cantidad de carne, se emplea en adquirir legumbres, se obtiene una cantidad varias veces superior de calorías, proteínas, vitaminas y minerales.

Medicinales: Reducen el colesterol: el consumo durante tres semanas de judías cocinados cada día por parte de los componentes de un grupo sometido a estudio, redujo los niveles de colesterol y triglicéridos de sus miembros en un 10%

Antidiabéticas: las legumbres tienen un índice glicémico bajo, después de ingerirlas, aumenta poco el nivel de glucosa en sangre, reducen las necesidades de insulina de los diabéticos y constituyen un auténtico alimento preventivo de la diabetes.

Evitan el estreñimiento: por su gran contenido en fibra.

Evitan la hipertensión arterial: debido a su gran aporte en potasio y ser bajas en sodio.

Combaten la anemia: por deficiencia de hierro, debido a su gran riqueza en este mineral, así como cobre, cinc y otros oligoelementos.

Disminuyen el riesgo de padecer cálculos biliares.

Reducen el riesgo de padecer cáncer de colon, debido a su contenido en fibra.

Inconvenientes de las legumbres:

Ácido úrico: Se desaconseja su uso en caso de gota o de exceso de ácido úrico.

No pueden comerse crudas: el remojo y la cocción, la germinación u otras formas de procesar las legumbres. Destruyen estas sustancias indeseables.

Son deficientes en metionina y cistina: al combinarlas con cereales, se solucionan fácilmente.

Vitaminas: Escasez de provitamina A y de vitamina C, ausencia de vitamina B12.

Flatulencias

Enfermedades: El consumo de ciertos tipos de legumbres puede producir estas dos enfermedades:

- Latirismo: Cursa con parálisis y trastornos nerviosos, al consumir grandes cantidades de harina de almorta (una especie de guisante muy resistente a la sequía) sobretodo en estado de mala cocción.

-Favismo: Destrucción de hematíes de la sangre que se produce en ciertas personas sensibles al comer habas.

Por el doctor  Adnan Srifi Hasnaoui,  especialista en medicina familiar y comunitaria. master experto en alimentación y nutrición.

El poder de las legumbres
Comentarios