jueves 23/9/21
FINANZAS ISLÁMICAS

10 noticias de 2020 con impacto en la futura economía islámica

* Redacción - Internacional

2020: el año  que mostró la vulnerabilidad de muchos países árabes y musulmanes

covid-19-5511070_640

Si el 2020 pasará a la historia como el año de la pandemia por covid-19, también lo será porque sirvió para confirmar el despertar de la economía islámica. Y no solo eso, también porque el 2020 impuso nuevos procedimientos en torno a la seguridad alimentaria en los países árabes y musulmanes, así como que incitó a reaccionar ante la dependencia de la llegada de alimentos del exterior y el peligro que supone cualquier incidencia en la cadena de suministro.

1. Seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria ha sido durante mucho tiempo un problema para los países de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), pero este año hizo sonar las alarmas porque los países de la OCI importan la mayoría de sus alimentos. La pandemia de covid-19 puso al descubierto la vulnerabilidad de los países a las interrupciones en el suministro de alimentos extranjeros.

Durante 2020 hemos asistido a un gran número de noticias que hacen albergar una mayor esperanza en los procesos de seguridad alimentaria. EAU compró un gran número de vacas lecheras de Uruguay. Su apuesta por las granjas inteligentes conlleva inversiones multimillonarias. Otro sector que EAU está explorando es el cultivo del salmón y la acuicultura. Nigeria anunció nuevas medidas para fortalecer sus procedimientos de seguridad alimentaria. Bangladesh introdujo nuevas medidas de seguridad alimentaria en el sector de la agricultura.

Arabia Saudita ha firmado varios convenios con empresas de transporte para asegurar suministros y para tener un mejor control de su seguridad alimentaria.

Malasia vive un torbellino en todo lo referido a su seguridad alimentaria, un sistema que durante muchos años ha sido  santo y seña en cuanto a modelo de control halal, hoy en entredicho por la entrada masiva de carne congelada con falso etiquetado halal y que ha hecho saltar las alarmas en el país, y suspendiendo la importación de carne desde muchos países, entre ellos España.

2. Umma a prueba de cambios

El coronavirus creó caos, pánico y ansiedad en medio de muchas incertidumbres durante todo el 2020. Los decretos de confinamiento y las medidas de distanciamiento social mantuvieron separados a familias y amigos, y muchos quedaron aislados. A medida que pasaban los meses, no todas las empresas pudieron retomar su actividad, lo que tuvo un gran impacto en el empleo y los ingresos familiares.

2020 puso a prueba la capacidad de toda la Umma en muchos aspectos, ya que afectó de forma directa su modo y hábitos de vida, lo que tuvo consecuencias en la administración de grandes dosis de paciencia y resistencia, teniendo que adoptar medidas extraordinarias en los modos de oración, tanto privados como colectivos. Mezquitas cerradas,  un Ramadán que se hizo extraño, dos Eids, el Hajj y la Umrah se vieron afectados.

3. Islam adaptado a la nueva realidad virtual

Nikah por skype, iftaars de Ramadán en línea, Eid por Zoom y auditorías halal virtuales, han sido algunas de las nuevas vivencias que nos impuso la pandemia.   ¿Acaso estamos asistiendo a una nueva normalidad?   ¿Será cierto que nuestros hábitos digitales acabarán imponiéndose a todas aquellas costumbres y formas de vida que hemos conocido antes de que apareciera la covid-19? Resulta muy duro desde el punto de vista emocional que tal cosa pueda suceder y podamos perder todas aquellas cosas con las que siempre crecimos y vivimos.

4. Comercio electrónico

La pandemia impulsó el comercio electrónico a lo grande durante 2020, ya que los comercios tradicionales sufrieron cierres y restricciones. Esta realidad continúa imponiéndose sin que elementos antagónicos le hagan frente, señal de que seguirá desarrollándose como una evolución cierta e imparable en la vida de las personas.

5. Farmacia halal

Gracias a la carrera por una vacuna contra la covid-19, se desarrollaron soluciones y se lanzaron al mercado rápidamente para el cuarto trimestre de 2020. A pesar de todo, seguimos preguntándonos si habría una vacuna halal contra covid-19. El interés en este tema se extendió a una mayor conciencia sobre la industria farmacéutica halal.

La industria famacéutica halal es incipiente a día de hoy, una cuestión que debería preocupar a los gobiernos de países árabes y musulmanes, muy dependientes de la industria farmacéutica extranjera, lo que ha llevado a varios países musulmanes a aprobar la vacuna de Pfizer a pesar de contener sustancia no halal, y todo ello porque no existen alternativas.

 Los estándares halal universalmente aceptados aún no existen, aunque el organismo regulador de la OIC, SMIIC, está trabajando para lograrlos. SMIIC solo estableció un comité técnico sobre productos farmacéuticos halal (TC 16) en 2019.

6. Fusiones bancarias

Las fusiones entre bancos en el CCG se han acelerado en los últimos años, pero este año fue el más grande. El National Commercial Bank Arabia Saudita y Samba Financial Group acordaron fusionarse en octubre, creando una institución con 837 mil millones de riales ($ 223 mil millones) en activos.

La otra gran fusión terminó en Indonesia, que involucra a Bank Mandiri, Bank Negara Indonesia y Bank Rakyat Indonesia. La fusión a tres bandas de los bancos estatales formará un banco islámico de 15.000 millones de dólares.

Sin duda, los impactos de estas dos importantes fusiones comenzarán a sentirse en 2021.

7. Alternativas a la carne animal

Las alternativas a la carne de origen vegetal han crecido rápidamente en los últimos años a medida que más consumidores optan por reducir el consumo de carne animal. En 2019, las ventas minoristas del sector de la carne a base de plantas a nivel mundial alcanzaron los 18.600 millones de dólares y se prevé que crezcan a una tasa anual del 6,7% hasta 2024, según Euromonitor International.

Lo interesante de este sector es su difusión en el Medio Oriente, especialmente en los Emiratos Árabes Unidos, y que los fabricantes están optando por obtener la certificación halal. Este es un sector que seguramente seguirá creciendo en 2021.

8. Emiratos Árabes Unidos, Israel, Marruecos…

En agosto, Emiratos Árabes Unidos e Israel anunciaron que habían normalizado los lazos, lo que provocó ondas en todo el Medio Oriente. El primer anuncio fue seguido de una cascada de acuerdos firmados en todo tipo de sectores, incluidos finanzas, tecnología y viajes. Emiratos Árabes Unidos ha abierto la puerta para que otros países árabes consideren sus vínculos con Israel y probablemente veremos más sobre este tema en 2021.

Marruecos firmó la reanudación de relaciones con Israel en las últimas semanas de 2020.

9. Tecnología financiera islámica (Fintech)

Durante años, la industria financiera islámica ha estado hablando del potencial de la tecnología financiera y de las oportunidades para el sector. En 2020, el impulso realmente se aceleró y estamos muy cerca de ver un banco digital islámico independiente. 

10. Rusia pone sus ojos en las finanzas islámicas

Hubo numerosas señales en los últimos años y en 2020 finalmente vemos a Rusia en las finanzas islámicas de una manera segura. Este desarrollo es sin duda uno a tener en cuenta para 2021.

El pasado 30 de diciembre la Junta Islámica de Servicios Financieros (IFSB) anunció que ha traducido tres de sus estándares al ruso "para atender el creciente interés y reconocimiento de las finanzas islámicas entre las jurisdicciones de habla rusa de todo el mundo". IFSB dice que seguirá traduciendo sus estándares al ruso.

 

 

 

 

 

 

10 noticias de 2020 con impacto en la futura economía islámica
Comentarios