sábado 16/10/21
PROCEDIMIENTOS SACRIFICIO HALAL / PARTICULARES

Eid Halal

* Un artículo de la Asociación de Consumidores Halal de España (ACOHA)

* Sobre el significado “Halal”: lícito, autorizado, saludable, ético, no abusivo, no tóxico

* Sobre el significadoHaram”: prohibido, ilícito, no saludable, abusivo, no ético, tóxico

* Sobre el significadoMushbooh”:  dudoso, incierto, bajo sospecha, que no se ha podido establecer su inocuidad

corderos ok - copia

Sobre el significado “Halal”: lícito, autorizado, saludable, ético, no abusivo, no tóxico.

Sobre el significadoHaram”: prohibido, ilícito, no saludable, abusivo, no ético, tóxico.

Sobre el significadoMushbooh”:  dudoso, incierto, bajo sospecha, que no se ha podido establecer su inocuidad.

Sobre el significado de palabra árabe “Dhabiha”:  sacrificio, aunque añade a su peculiar naturaleza “hecho conforme a ley”, una apostilla que hace referencia a que el sacrificio se ha realizado de acuerdo con la doctrina musulmana. Por tanto, cuando se utiliza dicho término implica que se ha cumplido correctamente con lo estipulado por la ley del Islam en todo lo referido al sacrificio de animales aptos para el consumo.

En lo que se refiere a los animales no aptos para el consumo: son haram aquellos que no hayan sido sacrificados conforme a las normas establecidas por el Islam. En igual sentido, también serán considerados haram aquellos productos y servicios manufacturados en base a códigos y procedimientos no halal.

Desde una perspectiva de información básica, estos conocimientos resultan de necesidad para cualquier productor que busca/intenta explorar para sus productos o servicios mercados susceptibles de tener como partícipes consumidores y usuarios musulmanes. De igual manera, dicha información resulta básica para particulares que realizan sacrificios de animales destinados para el consumo, ya sea con fines comerciales o privados.

A la vista de lo anterior, a la hora de producir productos para consumidores musulmanes no solo deben revisarse las materias primas o los ingredientes para determinar su permisibilidad, también se hace necesario profundizar sobre las materias utilizadas por proveedores que, a su vez, deben estar en posesión del correspondiente certificado Halal.

Esto se debe a que muchos ingredientes pueden ser el resultado de un variado abanico de fuentes, incluso provenientes de carnes y derivados no halal, lo que invalida cualquier proceso tendente a la fabricación de un producto halal. Establecer una red de proveedores halal requiere mucho tiempo, sin embargo, su elaboración será muy beneficiosa en un futuro, ya que facilita el ahorro de tiempo en los procesos de planificación y producción.

Dada la constante evolución de los mercados, puede ser necesario y prudente establecer procesos halal en pocas ubicaciones de proveedores clave. En particular, los relacionados con la carne/aves y los ingredientes relacionados.

El símbolo Halal en una etiqueta implica mucho más que un producto adaptado conforme a los estándares religiosos. Es considerado como una marca de calidad, garantía y confianza. Muchos consumidores buscan el símbolo Halal como elemento de confianza adicional al adquirir sus alimentos.

Qué es el Eid

Algunas religiones se fundamentan en el amor, en la esperanza; otras, en el seguimiento de designios que valoran y enaltecen a su propio criterio. El Islam, en cambio, se fundamenta en “Takwa”, lo que traducido al español es “fe inquebrantable”.

Los musulmanes celebran el Eid al Adha, día/festivo de sacrificio en recuerdo de Ibrahím (Abraham). Esta celebración nos recuerda la fe inquebrantable de Abraham, que no dudó en sacrificar a su hijo Ismaíl (Ismael) siguiendo las órdenes de Dios.

Abraham comprendió lo que tenía que hacer, y así se lo comunicó a su hijo, quien no dudó en responder “padre, si esa es la voluntad de Dios, procede, yo estoy dispuesto”.

Padre e hijo subieron a una pequeña colina dispuestos a cumplir con los deseos de Dios. Una vez Ismaíl en posición, Abraham levantó su puñal  y cuando inició impulso hacia el cuerpo de su hijo, el ángel Gabriel detuvo su brazo, indicándole que Dios se había sentido satisfecho al tiempo que le señalaba un cordero que Dios puso ante ellos.

Cuentan las grandes historias que el ángel Gabriel corrió como nunca para detener el brazo de Abraham. Otra de las veces es cuando detuvo el cuerpo de Yusef (José) para que no se diera con el suelo una vez que sus hermanos le arrojaron al pozo creyéndole muerto.

Por eso, y por lo que representa, el Eid se constituye como un acto de fe, y no como un simple festival gastronómico. Se trata de una ofrenda a Dios, que debe guardar similitud a la que protagonizó Abraham.

El sacrificio de un animal en esta festividad no es obligatorio. En muchos países musulmanes no se realizan sacrificios, limitándose la celebración a una compra de carne, con el recuerdo y la intención puesta en aquel acto de fe de Abraham.

Condiciones que deben reunir los animales para el sacrificio musulmán

  • El pienso que hayan consumido los animales durante su vida debe ser validado por una certificadora halal debidamente reconocida por los grandes Centros de Acreditación de países musulmanes
  • El animal será examinado antes del sacrificio por un veterinario especializado o por expertos cualificados debidamente autorizados para verificar su estado de salud y asegurar que el animal esté libre de cualquier tara o enfermedad que invalide su sacrificio
  • El que haga la vez de matarife deberá ser conocedor de los requisitos establecidos y poseer dotes suficientes para ejecutar correctamente la ofrenda. (Para mataderos se exige un certificado de capacidad que lo cualifique para las funciones de sacrificio animal halal, emitido por un centro o institución islámica y aceptado por los organismos oficiales)
  • El que haga la vez de matarife puede ser de confesión musulmana, judía o cristiana. En estos dos últimos casos, el matarife deberá acreditar suficientemente que conoce los requisitos exigidos por la doctrina musulmana respecto al sacrificio de los animales y su correcta aplicación (En la vida real puede darse el caso de que una familia musulmana quiera celebrar El Eid con sacrificio y no tener en casa a nadie que haga la vez de matarife, ofreciéndose a tal fin un cristiano o un judío
  • El que haga la vez de matarife debe estar en perfectas condiciones de salud y en plenas condiciones mentales
  • El acto de sacrificio se realizará con plena intención (niyyah) y con plena conciencia del acto a realizar
  • El animal no debe presenciar o visualizar el sacrificio de otros animales, así como no recibir gestos agresivos de ninguna naturaleza
  • Los animales serán sacrificados con plena presencia de vida en sus cuerpos (En los países en los que existan normas de aturdimiento se estará a lo que dictaminen dichos preceptos)

Requisitos previos al sacrificio

  • Los animales no serán de especies prohibidas
  • El acto del sacrificio no puede suponer bajo ningún concepto someter a los animales a ningún tipo de tortura (Vemos que muchas personas tiran de los cuernos a los animales, así como inmovilizaciones extremas durante el transporte, produciéndoles dolor gratuito y contrario a la norma,
  • El animal debe ser alimentado con total normalidad los días previos a su sacrificio, desechando la idea de que "debe comer poco" el día previo a su sacrificio
  • Los animales deben ser alimentados con pienso producido a partir de fuentes halal. Sólo un animal halal puede ser sacrificado halal

Método de sacrificio:                                                 

  • Coloque al animal sobre un lugar firme y sin que nada le produzca daño, a ser posible por su lado izquierdo
  • Se pueden utilizar cuerdas para inmovilizar al animal, siempre que exista riesgo para las personas. Un atado fácil es pata delantera izquierda con pata trasera derecha o, bien al contrario. Si se hace uso de algún tipo de inmovilización, hay que evitar cualquier tipo de daño al animal. De todos modos, la inmovilización debe retirarse inmediatamente una vez se haya procedido al corte
  • Colocar el animal orientado a la Meca, siempre que sea posible
  • El sacrificio Halal debe realizarse en nombre de Dios (Allah), y siempre pronunciando las palabras: "BismiAllah u Allahu Akbar”", lo que traducido es: “En el nombre de Dios. Dios es grande” (La manifestación: “Dios es grande” no debe entenderse como medida de volumen, que Dios es grande en forma y tamaño; antes bien, tal afirmación viene a decir que a toda cosa creada le rodea un espacio y que Dios rodea todos los espacios)
  • El sacrificio se realizará con mano firme y el corte se realizará con la máxima rapidez, con un solo corte hacia adelante y otro hacia atrás, si fuere necesario. Los expertos en sacrificio halal realizan un único corte hacia adelante
  • El acero a utilizar debe estar convenientemente afilado, debe poseer peso, clase y suficiente calidad. No debe tener ningún tipo de muesca o protuberancia en el recorrido de su arista
  • El acero cortará la garganta produciendo la inconsciencia del animal en segundos y su muerte ocurre debido a la hipoxia cerebral, lo que facilitará la aceleración del sangrado del animal y evitará su sufrimiento
  • El animal no debe ser expuesto a ningún tipo de manipulación hasta que el tiempo de conciencia del mismo esté completamente ausente (reflejo ocular, sangrado rítmico, y otros signos de vida)

Requisitos para dispositivos y herramientas

  • Los aparatos, herramientas, líneas de producción y materiales auxiliares utilizados en el curso del sacrificio deberán estar limpios y no contaminados con ningún material no halal. No pueden estar hechos o contener materiales que no sean Halal.
  • Las herramientas utilizadas para el sacrificio deberán estar correctamente afiladas. El sacrificio no puede realizarse mediante peso o presión de la hoja. No pueden estar hechas de hueso, uñas, dientes y otros materiales susceptibles de conseguir filo. Una hoja de acero inoxidable y de buena calidad es lo más adecuado.

 

Este documento ha sido realizado con la colaboración de la certificadora española Halal Consulting (https://halalconsulting.es/),  con sede en Torremolinos, Málaga, única certificadora a nivel nacional acreditada por Arabia Saudí. Asimismo, Halal Consulting cuenta con todas las acreditaciones de países árabes y musulmanes.

ACOHA - ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES HALAL

Plaza Martínez Flamarique nº 5 - 26004 Logroño (La Rioja)

Contacto: [email protected]    Teléfonos 605 347 413 – 618 260 378

Eid Halal
Comentarios